ALBENIZ: ENTRE CASAS Y MOLINO.

 
Entre Pueblos
ANUNCISE AQUI. INCREMENTE SUS VISITAS
   Inicio    El tiempo Teléfonos de Interés Ministerios de España   Historia de España   Pueblos más Vistos      

Peliculas de Cine
 

Inicio > Álava > ALBENIZ > ALBENIZ

ALBENIZ: ENTRE CASAS Y MOLINO - ALBENIZ


Intentando describir dónde han vivido y de qué han vivido se puede hacer un recorrido, a veces imaginario, pero real, de cómo es Albéniz-Albeiz.
La casa número uno estaba en Moñete. Era una casa de piedra en la cima del alto del mismo nombre. En la actualidad ambos han desaparecido. Siguiendo por un estrecho camino, pasando el río Zirauntza y dejando a la derecha la Ermita de Iduia y a la izquierda el Cauce del Molino, se llega al barrio de Orrao, fuente de devoción y también uno de los puntos fuertes de la economía de la zona por su molino. En Orrao hubo una ermita de la que “solo” se conserva su Andra Mari, que está en el retablo de la Iglesia de San Juan Bautista. “Nuestra Señora de Orrao” es una imagen de la Virgen sedente, con el Niño desproporcionado en su anatomía y una manzana en la mano. Se sabe que su devoción es de la época medieval, llamada en algunas ocasiones “Nuestra Señora del Cerro”. Junto a la ermita estaba el molino de Orrao o de Orrago del que se tienen datos fidedignos en el año 1561 y que a lo largo de los años ha sido motivo de disputas, pleitos y mayorazgos. Hay que destacar que llegó a tener en funcionamiento “un tercer par de piedras a la moderna” con lo que su producción fue muy elevada. Posteriormente se transformó en fábrica de harinas y almacén, al mismo tiempo que se montó otra fábrica de harinas en el barrio de Echávarri de Araia. El cese del molino de Orrao se produjo antes de la Guerra Civil del 36.
Siguiendo el viejo camino, se llega al barrio de San Bartolomé. Es significativo que en la primeras casas hay que repetir los mismo que en Orrao, pues los dos edificios que se pueden señalar son la ermita y el molino que llevan el nombre del santo citado.
Del edificio religioso se conserva una pequeña pila benditera así como algunos postes sustentadores de su original cubierta con bóveda de albañilería. Se sabe que dispuso de espadaña en el siglo XVIII y que la devoción y las romerías han sido muy populares hasta mediados del siglo XX. En la festividad del santo, 24 de Agosto, acudían gentes desde la víspera a cumplir sus votos; se enramaba la ermita con “bergeles” traídos del monte. En diversas visitas pastorales aparece que se ordenaba que no hubiera danzantes en la fiesta y que en las vísperas se debía cerrar las puertas “antes de que anochezca”.
La casa en la que se encuentra el molino es de mampostería con sillares en vanos y esquinales. Se sabe que en 1588 se acomete la obra de construcción de un “nuevo calce” para obtener más agua del río Zirauntza, que una vez represadas en su cubo de sillería, puede accionar tres pares de muelas, una para trigo y dos para pienso.
Avanzando unos pasos por el camino, “dejamos a la izquierda una fuente y el lavadero con sus cuatro vanos en arco y las piedras en el suelo para no mojarse”. Junto a ese lavadero (no lo busquéis, ya no existe) se puede citar una de las casas más significativas de Albéniz-Albeiz. Es una casa tipo caserío con una gran arco de medio punto desplazado del eje vertical del gallur. Diez dovelas conforman el arco con su extradós regularizado dentro de un frente de fábrica de sillarejo combinado con mampostería. Aparece además en el dintel la fecha de 1710 que puede corresponder al año de su reconstrucción. Conserva además, algunos testimonio de su primitiva construcción, como por ejemplo pequeños modillones y vanos saeteros.
Dejando a ambos lados varias casas, tipo caserío, muy bien conservadas en las que se puede ver la fecha de construcción o de reconstrucción e incluso un escudo en el que aparecen dos llaves entrecruzadas y una espada asida por una mano jalonada por cuatro torres sobre dos flores de lis, llegamos al “Prado”. Es el centro del pueblo con sus árboles, bancos, su fuente de piedra y cómo no, su iglesia y su torre. También ahí está la Escuela con la placa dedicada a Don Luis Dorao, maestro de este pueblo, la torre de piedra de sillería de finales del siglo XVIII con ornamenta de pirámides y pináculos, construida sobre otra anterior.
Y en Albéniz-Albeiz no se puede terminar sin un molino y una ermita. Junto a la fuente se encuentra el Molino Abajo o Errotatxo, que aprovecha el agua sobrante del socaz del molino de San Bartolomé para conducirla hacia su cubo desde el que alimenta los saetines que van a mover los dos pares de piedras. Este molino conserva los árboles de madera y está datado ya para 1565.

Ref: 259 - Ultima modificación:22-10-2006
Añadir articulo | Reportar Error | Enviar aun Amigo/a

Volver a ALBENIZ
Volver al pueblo de ALBENIZ
Volver a Álava
Volver a entrepueblos.com

Otros pueblos de España: A Coruña -Álava -Albacete -Alicante -Almería -Asturias -Ávila -Badajoz -Baleares -Barcelona -Burgos -Cáceres -Cádiz -Cantabria -Castellón -Ceuta -Ciudad Real -Córdoba -Cuenca -Girona -Granada -Guadalajara -Guipúzcoa -Huelva -Huesca -Jaén -La Rioja -Las Palmas -León -Lleida -Lugo -Madrid -Málaga -Melilla -Murcia -Navarra -Orense -Palencia -Pontevedra -S.C de Tenerife -Salamanca -Segovia -Sevilla -Soria -Tarragona -Teruel -Toledo -valencia -Valladolid -Vizcaya -Zamora -Zaragoza si desea volver a la página principal de www.entrepueblos.com pulse aquí.

 
EntrePueblos.com pagina de todos los pueblos y municipios de España